Sidebar

20
Sáb, Oct

Laboral
Typography

 

Por violar y atentar contra el derecho fundamental de libre asociación sindical, SINTRAISA y SINTRAE denunciaron penalmente a LUIS FERNANDO ALARCÓN MANTILLA gerente general de INTERCONEXIÓN ELÉCTRICA S.A. E.S.P. “ISA” y a JULIÁN DARÍO CADAVID VELÁSQUEZ gerente general de su filial INTERCOLOMBIA S.A. E.S.P.

A finales del 2013, INTERCONEXIÓN ELÉCTRICA S.A. E.S.P. –ISA-, implementó una nueva estrategia denominada “2020”, uno de sus focos consiste en la mejora de la rentabilidad de sus negocios, en desarrollo de esa estrategia, creó una nueva filial llamada INTERCOLOMBIA S.A. E.S.P., la nueva filial, dominada económica y administrativamente por ISA, se constituyó básicamente para seguir con las funciones que realizaba la gerencia de Transporte de Energía, que antes funcionaba como una dependencia integrada de “ISA”. A esta gerencia se le dotó de personería jurídica y se constituyó como nueva filial para que se encargara fundamentalmente de seguir prestando los servicios de operación y mantenimiento a los activos de ISA. En esta nueva filial quedó la mayoría del personal de ISA Colombia.

A pesar de que nunca se acordó con los sindicatos existentes en la empresa, la suerte que correrían los trabajadores y sus organizaciones sindicales por efecto de esa maniobra administrativa, ISA viene sosteniendo que su filial INTERCOLOMBIA es otra empresa independiente y que no tiene nada que ver con los trabajadores de la filial y menos con sus organizaciones sindicales; desconoce un conflicto colectivo existente con el Sindicato de Industria SINTRAE desde el año 2010; desconoce unilateralmente normas de la Convención Colectiva suscritas con SINTRAISA; mantiene una práctica discriminatoria amparando un pacto colectivo al que se le otorgan mejores condiciones que a los trabajadores sindicalizados; y por intermedio de su filial INTERCOLOMBIA demandó los Estatutos de la Organización Sindical para que sus trabajadores no puedan seguir ejerciendo el derecho fundamental de libre asociación sindical en SINTRAISA.

ISA quedó con todos los activos productivos (subestaciones, líneas, equipos, edificios, etc) que al cierre del año 2013 ascendían a $25.6 Billones de pesos y pretende unilateralmente desprenderse de sus obligaciones laborales y convencionales, trasladándolas a INTERCOLOMBIA -que se constituyó con solo 100 millones de pesos y que solo tiene costos administrativos, operativos y de mantenimiento-, para que esta filial, como presunto nuevo patrono, más adelante pueda alegar la imposibilidad de sostener los derechos establecidos en los contratos colectivos.

Estas maniobras empresariales de ISA, que están orientadas por Luis Fernando Alarcón Mantilla en complicidad con Julián Darío Cadavid Velásquez y otros funcionarios, pretenden: desmontar unilateralmente la Convención Colectiva -que es la garantía de la permanencia de los derechos de los trabajadores-, aniquilar las organizaciones sindicales existentes en la Empresa, hacer de ISA una empresa de carga laboral directa liviana con la creencia que así mejorarán sus utilidades, y así poder dejar despejado el camino de la privatización de ISA y no tener ninguna oposición sindical.

Los Derechos de Asociación y Sindicalización, están previstos en el artículo 39 de la Constitución Política y la Ley, los cuales se encuentran debidamente avalados por los Convenios Internacionales No. 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo “OIT”, por la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Protocolo de San Salvador y suscritos por Colombia. Además la ley laboral y la penal, castigan con multas y con prisión a quienes impidan de cualquier forma la actividad sindical.

Por lo que las organizaciones sindicales y los trabajadores sindicalizados, en su legítima defensa, instauramos denuncia penal contra los funcionarios ya mencionados y se emprenderán otras acciones de denuncia y protesta por estos atropellos de ISA, en contra de los sindicatos.

Nuevamente hacemos un llamado a todos los estamentos jurídicos, políticos y de control del país, por este atentado contra organizaciones sociales como lo son los sindicatos, porque no puede una empresa con un pretendido desarrollo empresarial, mentirle a sus trabajadores sobre la continuidad de sus derechos y pasar por encima de derechos humanos fundamentales.

Medellín, febrero 10 de 2015

 

“El poderoso nunca podrá sacar razón de su fuerza, pero nosotros siempre podremos obtener fuerza de la razón"

El Viejo Antonio