Sidebar

20
Mar, Nov

Laboral
Typography

 HISTORIA DE SINTRAISA

 El 5 de julio de 1977, se reunieron 28 trabajadores de Interconexión Eléctrica S.A. –ISA- para constituirse en el Sindicato Nacional de Trabajadores de Interconexión Eléctrica S.A. –SINTRAISA-; básicamente con el propósito de defender sus derechos que veían amenazados con el traslado de la mayoría de los trabajadores de la ciudad de Bogotá a la ciudad de Medellín.

El 12 de agosto de 1977, el Ministerio de Trabajo le reconoce la existencia a SINTRAISA para operar legalmente con el número 3029, y rápidamente los trabajadores de ISA empiezan a ingresar a la Organización Sindical, pues cuando se realiza la segunda Asamblea el 10 de septiembre de 1977, -dos meses después de su fundación-, SINTRAISA ya contaba con 133 afiliados.

Pero este crecimiento no duraría mucho, pues ya se veían actos antisindicales por parte de ISA. La Empresa, había demandado la validez de la nueva Junta Directiva, y se negaba a sentarse a negociar las Peticiones de los trabajadores sindicalizados. Mientras tanto, la Empresa conformaba y patrocinaba un instrumento paralelo y engañoso para impedir que los trabajadores se afiliaran a SINTRAISA, llamado “Pacto Colectivo”, y a quienes iban cumpliendo dos meses en la Empresa los hacían firmar ese Pacto. (Ver primera denuncia pública de SINTRAISA en la prensa nacional)

Para el mes de noviembre, SINTRAISA ya sólo contaba con 76 afiliados, quienes se reunieron en la sede de Sintraenergía, para informar y denunciar la persecución sindical por parte de ISA y tomar la decisión de elegir nuevamente la Junta Directiva y aprobar un Pliego de Peticiones. Final mente se logró firmar la primera Convención Colectiva, el 6 de diciembre de 1977 y que hoy es la base de nuestros derechos laborales.

A través de los años de existencia sindical, SINTRAISA ha enfrentado toda clase de dificultades y estrategias empresariales para aniquilar la fortaleza y lealtad de sus afilados, al punto de llegar, en algunas ocasiones, a tener el mínimo de afiliados. En los años de existencia, ha tenido que enfrentar 6 Tribunales de Arbitramento, es decir, 3 jueces han tenido que intervenir 6 veces para resolver parte de los conflictos colectivos entre ISA y SINTRAISA. Igualmente, sus afilados han tenido que soportar demoras por varios años en el aumento salarial, despidos injustificados a trabajadores que ejercieron el derecho de asociación sindical, fragmentación del Sindicato por división empresarial y además, un instrumento antisindical como es el “Pacto Colectivo”, que confunde a los trabajadores en la conquista y defensa de sus derechos laborales.

Desde su fundación, SINTRAISA ha contado en su dirección con valiosos compañeros comprometidos a desarrollar esta Organización Sindical, defender los intereses de los trabajadores y velar por su bienestar.  También ha tenido SINTRAISA, la oportunidad de poder contar con una excelente asesoría jurídica, que ha contribuido a ser artífice de lo que hoy tenemos como derechos laborales y han orientado por varios años este difícil trasegar sindical, en un país que no ofrece ninguna garantía para que el Derecho de Asociación Sindical sea una realidad.

Esta ardua tarea, que se ve materializada en los logros alcanzados por SINTRAISA, no se hubiera podido conquistar, sin el apoyo decidido de todos sus afiliados, que exaltamos por su personalidad y tenacidad, que se mantienen dentro de una Empresa que no se ha caracterizado precisamente por tener trabajadores con cultura sindical y que por el contrario, se confunden y avergüenzan de su condición de trabajador, y mucho menos se organizan para reclamar sus derechos. Gracias a esos pocos y resistentes trabajadores sindicalizados de ISA, a una acertada dirigencia y a la excelente asesoría, SINTRAISA puede hoy existir y celebrar algunos resultados positivos.

Dentro de una sociedad que se caracteriza por la desigualdad y el irrespeto al ser humano, hoy pueden disfrutar los trabajadores de ISA y sus familias, de varios derechos y garantías, plasmados en un documento llamado “Convención Colectiva”, que recoge de manera legal, los derechos colectivos e individuales de los trabajadores sindicalizados.

Por ejemplo: un Salario pagado oportuna mente, Primas Legales y Extralegales (de Vacaciones, de Antigüedad, de Junio y Diciembre); Auxilios como el de Refrigerio, Nacimiento de Hijos, Fallecimiento del trabajador y de Familiares, Auxilio de Anteojos, Auxilio de Educación para Hijos y Trabajadores, Auxilio para Salud, Póliza de Hospitalización y Cirugía o Medicina prepagada, Auxilio Exequial, Préstamo para Vivienda, Retroactividad de Cesantías y otros más. Muchos de ellos tasados en salarios mínimos para que no pierdan el poder adquisitivo, los cuales se actualizan "automáticamente" cada vez que se reajusta el salario mínimo en Colombia. Derechos que sólo pueden ser mantenidos en la medida que exista una Organización Sindical y una dirigencia clara, en la defensa de los intereses de los trabajadores. He aquí, parte de la importancia que tiene una Organización Sindical para elevar el nivel de vida de los trabajadores y sus familias.

Pero no solamente SINTRAISA sirve para reivindicar derechos individuales y colectivos de los trabajadores de ISA, también ha realizado acciones tendientes a evitar la privatización total de ISA, por considerar que esa política, agudiza la desigualdad social. Con documentos claros y contundentes, con participación en el Congreso de Colombia, en foros y en los distintos escenarios sociales y políticos, SINTRAISA ha expresado claramente que nunca se ha dejado confundir, ni ha caído en el juego privatizador propuesto por los gobiernos de turno, y cree firme mente que los servicios públicos, como es la energía, deben ser un derecho fundamental de todo ciudadano.

Hoy SINTRAISA y su Junta Directiva, preocupados por el futuro de los trabajadores de ISA y particularmente por sus afiliados, en un contexto social cada vez más critico, viene haciendo esfuerzos de colectividad y organización, para desarrollar, proyectar y mantener la lucha gremial organizada desde otros escenarios colectivos, como alternativa que le permitan seguir viviendo y defendiendo no solamente los intereses de los trabajadores, sino también los de la comunidad que le rodea.

Todo lo anterior, se menciona a manera de inventario como un ejemplo de lo que se ha podido lograr sólo con un puñado de valientes y consientes trabajadores de una de las empresas más importantes del país, convertida hoy en una transnacional. Nos preguntamos ¿Qué podríamos lograr entonces si estuviéramos todos los trabajadores de la Empresa y sus familias conscientes y organizados?

 MARCHA DEL 1 DE MAYO