Sidebar

16
Dom, Dic

{image}http://www.sintraisa.org/sintraisanuevo/images/opinion/maria_jimena.jpg{/image}

En días pasados columnistas como María Isabel Rueda y Patricia Lara han coincidido en afirmar que la compra del diario El Tiempo por parte de Luis Carlos Sarmiento Angulo no va a alterar la independencia con la que los medios deberían informar sobre el poder económico que hoy concentra este empresario, sin duda el hombre más poderoso del país. Según ellas, esta compra no afecta la libertad de prensa ni de expresión y, por el contrario, el periodismo puede salir ganando, porque de ahora en adelante estará al frente de un diario tan emblemático como El Tiempo un gran empresario que, además de ser un convencido filántropo, es una excelente persona.

{image}http://www.sintraisa.org/sintraisanuevo/images/opinion/cecilia-orozco-tascon-alta.jpg{/image}

O el psiquiatra perdió la cabeza o su consciencia lo obligó a confesar lo que vio, compartió y patrocinó en silencio. Sea como sea, es raro que apenas empiece a descubrir la cara del mundo al que perteneció.

Por: Cecilia Orozco Tascón

{image}http://www.sintraisa.org/sintraisanuevo/images/opinion/mons.dario.jpg{/image}

 

¿Por qué no trajeron vivo, por ejemplo, a Alfonso Cano, cuando se dieron todas las condiciones de desproporción absoluta y de sometimiento y reducción a cero de un hombre de más de sesenta años, herido, ciego, sólo?

Reflexiones de Darío de Jesús Monsalve Mejía, Arzobispo de Cali. 

Lee más...

{image}http://www.sintraisa.org/sintraisanuevo/images/imagenes/mapiripan.jpg{/image}

14 años después de la masacre de Mapiripán aún se desconoce la verdad

¿Qué pasó en Mapiripán?

En julio de 1997 dos aviones transportaron centenares de paramilitares desde Urabá hasta los Llanos orientales. Según  la Fiscalía General de  la Nación, el Ejército colombiano, y en particular  las Brigada VII, facilitó que sobrevolaran zonas de alto control aéreo, aterrizaran, se movilizaran por vía terrestre y fluvial pasando por donde se encontraban la Brigada Móvil II y la Infantería de Marina, y llegaran hasta la orilla opuesta al río Guaviare, frente a Mapiripán. Una vez allí, durante cinco días sacaron personas de sus casas, las torturaron, las asesinaron y luego desaparecieron sus restos, en un acto de barbarie sin precedentes.

Ver información completa

Más artículos...