Sidebar

21
Mar, Ago

Opinión
Typography

SINTRAISA respalda la actividad de la “Minga Nacional” que se inició el 30 de mayo de 2016 en más de 15 departamentos en Colombia. Una protesta agraria y campesina nacional conformada por varias organizaciones y líderes de sectores políticos: la Cumbre Agraria, el movimiento Marcha Patriótica; Sindicalistas, la Onic, Dignidad Agropecuaria, organizaciones de estudiantes y maestros entre otras, en la que reclaman al Gobierno Nacional por el incumplimiento de una serie de puntos acordados para levantar el pasado paro agrario a finales de 2013 y cuyos puntos fueron negociados con el entonces Ministro del Interior y ahora de Agricultura, Aurelio Iragorry y los cuales han sido en su mayoría incumplidos por el Gobierno Nacional.

La noche del 29 de mayo, sin haber llegado la hora cero del paro, fuerzas del ESMAD produjeron muerte a Willington Quibarecama Nequirucama, indígena embera chamí del resguardo La Delfina, entre Buga y Buenaventura, luego que lo atropellaran intencionadamente con una tanqueta. En los mismos hechos fue herido el indígena nasa Manuel Jovel Dagua a causa de un disparo; otros 4 manifestantes estaban desaparecidos. Los organizadores señalan que el tratamiento de guerra a la protesta pacífica es contraria a cualquier posibilidad sería de paz.

La protesta campesina comenzó el lunes y se desarrolla en los departamentos de Cauca, Meta, Huila, Nariño, Antioquia, Arauca, Santander y Norte de Santander.

Las 13 organizaciones sociales que lideran el paro anunciaron que no firmarán ningún otro acuerdo con el Gobierno Nacional hasta tanto no se cumpla con lo prometido en 2014. Primero, los acuerdos mínimos de confianza que se pactaron para avanzar hacia el pliego de fondo que, sin duda, es una puja frontal por el modelo económico que ha adoptado el país.

Cerca de 30.000 campesinos, indígenas y afrodescendientes ya se encuentran movilizados en 15 departamentos. La movilización exige el desmonte de la Ley de Zidres que consideran contraria a los intereses campesinos y étnicos, el cumplimiento de los acuerdos mínimos comprometidos por el gobierno en las movilizaciones del 2013, el abordaje efectivo de los puntos del Pliego de la Cumbre Agraria, el reconocimiento del campesinado como sujeto de derechos, y, de forma muy enfática, las garantías efectivas para que la movilización y la protesta serán respetadas.

Según lo anunció “el vocero de la Cumbre Agraria e integrante del Coordinador Nacional Agrario, Robert Daza, serán más de 100 puntos de concentración en 27 departamentos. Cerca de 100 mil personas saldrán a movilizarse. Las comunidades campesinas y urbanas están listas para salir a las calles con el propósito de defender la paz y señalar las políticas de Santos que parecen desmentir que el fin del conflicto esté cerca”.

Como organización social hacemos el llamado al Gobierno Nacional para que cumpla los acuerdos y le evite al país el sacrificio de más vidas humanas, el derramamiento de sangre que se genera por respuestas de fuerza del Estado y le exigimos que le aporte y de ejemplo de paz y no de Guerra, desde el dialogo constructivo para un nuevo país.

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL SINTRAISA

Junio 2 de 2016