Sidebar

20
Sáb, Oct

Nacional
Typography

 

DECLARACIÓN DE CARACAS DEL CONGRESO INTERNACIONAL DE LOS SINDICATOS DE LOS TRABAJADORES DE LA ENERGÍA

 

Con fraterno reconocimiento al aporte que a las luchas por la transformación de nuestras sociedades brindan las relevantes conquistas alcanzadas por los trabajadores y pueblo venezolano conducidos por el Gobierno Bolivariano del comandante Hugo Chávez Frías, se inició el Congreso Internacional de los Sindicatos de los Trabajadores de la Energía. La reciente victoria de Chávez en las elecciones, se reconoció, es una victoria de todos aquellos que en el mundo combatimos contra el modelo que se nos impone y evidencia que el proceso de transformación en la America Latina y El Caribe, es imparable y fertiliza las batallas a favor del avance del socialismo contra el capitalismo.

Más de 70 delegados e invitados procedentes de 29 países, representando 59 organizaciones, escucharon la presentación del calificado por los participantes como valioso informe central (puede ser encontrado en la página WEB de la FSM) presentado por Swadesh Dev Roye, Secretario de la Central Sindical (CITU) y Secretario General de la Federacion de Sindicatos del Petróleo y el Gas de la India el cual hasta el momento del congreso venia presidiendo la Union Sindical Internacional de la Energía recibiendo, por su desempeño, el reconocimiento de los participantes.

Derivado de su informe el congreso pudo valorar que la actual crisis capitalista es un resultado inevitable de la política económica neo-liberal bajo el marco de la globalización imperialista. El principal factor detrás de la insostenibilidad y último colapso de la doctrina neo-liberal, es la devastadora libertad otorgada al capital financiero especulativo en todos los ámbitos para hacer súper-ganancias. También fue analizada su aseveración de que sin una clara comprensión ideológica de la lucha de clases acerca de la naturaleza del sistema capitalista, no sería posible una comprensión objetiva sobre la crisis actual que lo es del sistema en su conjunto pues la escoria derivada del orden capitalista, es el empobrecimiento cada vez mayor de las masas a través de una mayor y más grande expropiación por un puñado de capitalistas del valor creado por los trabajadores.

El neo liberalismo bajo el control del capital financiero internacional, ha provocado que el proceso de extracción del excedente generado por el trabajo duro de la clase trabajadora sea más agresivo y atroz a través de diversas vías y medios.

Los salarios están disminuyendo a través de diversas formas de informalización de las relaciones laborales. El empobrecimiento de las masas producto de la creciente disparidad en la distribución de la riqueza producida conduce a disminuir el poder adquisitivo y la contracción del mercado que a su vez provoca el desempleo, fuente de la disminución del consumo.

Bajo la égida del capital financiero internacional se había intentado evitar esta crisis a través de la promoción del consumo financiando el otorgamiento de préstamos aumentando las deudas. El desarrollo posterior a la debacle financiera ha demostrado decididamente que no se puede confiar en el mercado como absoluto recurso para la solución de todo. La ironía es que los gobiernos de los países ricos e industrializados – los arquitectos de la 'economía de mercado' - han estado gastando profusamente del tesoro público para bombear fondos a las instituciones financieras fracasadas que se convirtieron en supuestas víctimas de la economía de mercado.

Por su influencia en la economía, el sector energético, se enfatizó, tiene un papel estratégico en nuestras sociedades. La energía, se destacó, debe ser concebida como un derecho humano, como palanca del desarrollo y no admitida como mercancía al servicio de la rentabilidad del capital alejándola de su protección y aseguramiento por los estados.

Dado su impacto en el medio ambiente, el congreso señaló que debemos promover el uso responsable, razonable y eficiente de la energía estimulando el uso de las energías renovables.

Sin embargo, las maquinaciones políticas hegemónicas de las potencias imperialistas encabezadas por el imperialismo estadounidense, motivados por sus intereses, ajenos a los de los pueblos, imponen, en apoyo a la codicia de las transnacionales de la energía, guerras por el acceso a sus fuentes provocando crueles crímenes contra la humanidad entre las poblaciones de países productores de petróleo y gas y generando la inestabilidad política que sufrimos en el mundo.

La política exterior de EE.UU. en el Medio Oriente ha sido para garantizar que las reservas de energía del Medio Oriente continúen firmemente bajo su control. El Departamento de Estado señaló, ya en 1945, que “…estas reservas constituyen una estupenda fuente de poder estratégico y uno de los mayores premios materiales de la historia del mundo… ".

Las cinco corporaciones gigantes del petróleo que dominan el petróleo Estadounidense y la industria del gas: Exxon-Mobil, Chevron-Texaco-Gulf-Unocal, BP-Amoco-Arco, Total Fina-Elf-y – Shell, ejercen una enorme influencia sobre el gobierno de Estados Unidos e interfirieren a través de diversos medios conocidos en la conformación de las políticas petroleras de todo el mundo en su conjunto y por países. Altos cargos del Departamento de Estado, tienen vínculos con las corporaciones petroleras, de la Fundación Rockefeller o de los bufetes de abogados que están estrechamente vinculados a las empresas petroleras además de que sus ejecutivos mantienen el acceso al Presidente y Vicepresidente de los gobiernos en el poder de Estados Unidos.

El Congreso constató el avance de las valientes luchas de los trabajadores de la energía no solo por sus derechos, sino a favor de la preservación de los patrimonios nacionales y contra la privatización de sus riquezas.

Algunos ejemplos expuestos refirieron la constante batalla de los trabajadores eléctricos en Méjico lideradas por el Sindicato Mexicano de Electricistas, (SME) cuya resistencia logró la reciente victoria de un veredicto a favor de los trabajadores, demostrando con ello de lo que puede el poder de los trabajadores.

Los trabajadores griegos de la energía han tenido una combativa participación en las múltiples huelgas, ocupaciones, manifestaciones llevadas a cabo por los trabajadores para levantar su voz junto a los de otros sectores ante las medidas de austeridad lanzadas por el gobierno, el FMI, el Banco Europeo y la Union Europea.

En india los trabajadores eléctricos han estado librando batallas colosales en contra de la privatización y restructuración de las utilidades que le pertenecen al estado ahora que el país ha sido arrastrado al camino del neoliberalismo. Y la lucha continua. Las próximas huelgas programadas están previstas el 20 y 21 de febrero del año próximo.

En Puerto Rico los trabajadores agrupados en la Union de Trabajadores de la Industria Eléctrica y de Riego (UTIER), acaban de protagonizar, previo a nuestro congreso, en condiciones extremadamente difíciles dada la condición colonial de su país, una colosal asonada de demostraciones, huelgas y paralizaciones del servicio en protesta por la falta de respuesta a la solicitud de acuerdo con la corporación pública sobre el convenio colectivo.

En Nigeria en protestas en contra de los subsidios públicos a la gasolina, los trabajadores se declararon en huelga indefinida. La lucha que libran los trabajadores en las refinerías californianas, las batallas que libran los trabajadores petroleros en Egipto, Jordania, Colombia, el país más inseguro para los dirigentes sindicales y en muchos otros países, es una muestra del rechazo de los energéticos a las políticas laborales y sociales que se les imponen. El congreso, al solidarizarse con estas batallas, llama a mantener nuestro respaldo a las luchas que en el sector merezcan nuestro apoyo.

Se abogó durante les sesiones por mantener un estrecho vínculo de la dirección de la UISTE con el Secretariado de la FSM en aras de fortalecer la labor de ambas organizaciones sindicales internacionales clasistas.

Delegados e invitados al Congreso reconocieron que - como consta en el documento Politico del combativo XVI Congreso Sindical Mundial que auspiciado por la FSM fue celebrado en Atenas, Grecia, el pasado año – la actual crisis del sistema capitalista, que evidencia su obsolescencia y su incapacidad de encontrar solución a los problemas que aquejan a los trabajadores y pueblos, si bien es una amenaza, es, también una oportunidad para elevar la capacidad de lucha de los trabajadores contra todas las acciones anti nacionales, anti desarrollo y anti humanas que representan las políticas neoliberales que han perdido toda credibilidad así como los regímenes que las sustentan. De las muy fructíferas intervenciones realizadas por los participantes, en las que primaron propuestas concretas, se deriva una rica fuente de elementos que contiene el Plan de Acción adoptado.

Plataforma de lucha y relanzamiento de la UIS-TE

Frente a la ofensiva global del capital en contra de la clase trabajadora y los pueblos del mundo, es necesario que los sindicatos de la energía, organizados en la Unión Internacional de Sindicatos de Trabajadores de la Energía, adopten una plataforma de lucha unitaria que articule su fuerza internacional en una misma dirección impulsando acciones concretas.

Ante las políticas de recortes, austeridad, despojo y represión que se vienen instrumentando por los grandes centros financieros del capital internacional es necesario luchar:

1. Por la promoción y defensa de la contratación colectiva y la libertad sindical y en contra de la precarización del trabajo y la vida.

2. Por la defensa de las conquistas históricas de los trabajadores. En contra del desmantelamiento de las normas y leyes que protegen al trabajo. No a las reformas laborales regresivas, respeto a los derechos adquiridos.

3. En contra de la criminalización de la lucha social, alto a la represión y por la libertad de los sindicalistas presos políticos.

4. Por hacer que se constituya el derecho a la energía como un derecho universal social y humano de toda la población mundial.

5. Por la defensa de los servicios públicos y en contra de su privatización. En su caso, impulsar la lucha por la renacionalización de los mismos.

6. Por la promoción y defensa de la soberanía energética de los pueblos, alto al saqueo de nuestros recursos naturales por las grandes empresas trasnacionales de la energía. Por la nacionalización de las empresas trasnacionales del Sector de la Energía.

7. Por la defensa de los servicios públicos y en contra de su privatización. En su caso, impulsar la lucha por la renacionalización de los mismos.

8. Por incrementar el papel de los trabajadores en la organización, planeación y dirección del Sector Energético en el mundo promoviendo, de acuerdo a las condiciones de cada Sindicato de la UIS-TE, la bilateralidad, la cogestión, autogestión y control obrero de la producción.

9. Por la promoción de las energías renovables con consenso popular para hacer frente a la crisis climática mundial. Sustitución de los combustibles fósiles que generan gases de efecto invernadero por energías renovables. No a la utilización de los agro combustibles.

10. Por la solidaridad y unidad de acción internacional que permita concentrar la fuerza de los trabajadores en contra de la ofensiva internacional del capital.

11. Por el fortalecimiento político e ideológico del sindicalismo clasista en el marco del debate y unidad de acción con otras fuerzas y tendencias del campo popular.

12. Por la solidaridad con los procesos revolucionarios. Apoyo a la revolución socialista Bolivariana de Venezuela y su Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

13. Por la defensa de la Paz, rechazo a las agresiones imperialistas en contra de los pueblos de Cuba, Palestina, Ecuador, Bolivia y Haití.

14. Por reivindicar la lucha anticapitalista y a favor del socialismo.

15. Por el apoyo a todas las luchas obreras que se desarrollan alrededor del mundo y en particular expresa su más amplia solidaridad con la Huelga General Europea.

Ejes de la articulación internacional de la UIS-TE

1. Articulación política unitaria con otros movimientos sindicales y populares en contra de las políticas de ajustes de los centros financieros internacionales y los gobiernos neoliberales y por la defensa de los derechos sociales, los servicios públicos, las libertades democráticas y la soberanía energética de los pueblos.

2. Alianza estratégica con los usuarios del servicio en la defensa de nuestros intereses comunes a través de Asambleas, Pactos o Comités de usuarios y trabajadores del sector.

3. Solidaridad internacional con las luchas de los trabajadores en contra del capital, particularmente con los trabajadores de la energía.

Plan de Acción

En una primera etapa del relanzamiento internacional de la UIS-TE planteamos:

1. La realización en el 2013 de un Encuentro Internacional en cada una de las regiones en que se estructura la UIS-TE.

2. Realizar un día de acción internacional anual en coordinación con las jornadas anuales que promueve la FSM bajo una misma consigna unitaria que demuestre la capacidad de despliegue internacional de la UISTE. Se propone como eje temático de esta jornada para el 2013 “La defensa de la Soberanía Energética de los Pueblos”.

3. Realizar campaña de solidaridad con nuestros agremiados en lucha levantando sus banderas y reivindicaciones.

4. Montar un aparato de comunicación a través de la red de internet que nos permita articular nuestro movimiento internacional. Relanzamiento de la página web de la UIS-TE, creación de páginas web en cada región.

¡Alcémonos, como proclamó el XVI Congreso sindical Mundial, contra la barbarie capitalista, por la paz y por un mundo sin explotación!

¡Abajo la Embestida Imperialista en el Sector Energético!

Los participantes destacamos y agradecemos el extraordinario esfuerzo que como muestra de solidaridad internacionalista, llevaron a cabo las Organizaciones Sindicales Venezolanas relacionadas con el Sector Energético para crear las condiciones que posibilitaron la celebración de nuestro congreso.

¡VIVA LA UNION SINDICAL INTERNACIONAL DE TRABAJADORES DE LA ENERGIA!